Buscar
  • FRANK MERIÑO ZABALA

José Ramón Mercado, Poesía Montemariana

Actualizado: 6 jul 2021

Hablar con el poeta montemariano José Ramón Mercado es construir paisajes imaginarios con sus historias y anécdotas de el recorrido de su vida por muchas regiones del mundo, ha sido una odisea de personajes y lugares a lo largo de su trayectoria como escritor. Describe cada una de sus obras literarias como únicas y llenas de magia que reseñan el caribe colombiano en cada una de sus líneas, plasmando su colores, sabores y sentires populares de una región llena de mitología y saberes ancestrales.

“Yo estoy marcado con la esencia del paisaje, marcado con elementos desde mi origen”, así describe su nacimiento el maestro José Ramón Mercado casi que sacado de una historia de mitos y leyendas montemarianas. Nacido 19 de marzo de 1937 en Naranjal Sucre un corregimiento del municipio de Ovejas. Un hecho insólito marcaria la vida de este personaje montemariano. Cuenta el maestro que su madre estaba embarazada y en espera de gemelos, a la hora del parto él nació de ultimo, pero nace sin vida. Narra el escritor que lo tomaron y lo colocaron en una bandeja de peltre que le habían regalado a su madre de regalo en el matrimonio de ella. Años más tarde una tía le cuenta que su hermano había fallecido también dos horas después del parto y que un acontecimiento inesperado había pasado en la habitación donde mercado reposaba muerto. Mientras su familiar cargaba el cadáver de hermano un extraño ruido se escuchó en la habitación donde el poeta reposaba, eran los llantos de un bebe volviendo a la vida, gritando al mundo que había nacido nuevamente. El maestro siempre se ha pregunta, “Si el que muere es él o su hermano volvió a la vida en su cuerpo”.

Fotografía Frank Meriño

Amante de un buen vino compartido entre coterráneos y foráneos este hijo de Ovejas echo netamente en esta región llena de cultura y folclor comienza a escribir por casualidad un día cualquiera ensayos de poesía dando a conocer a sus amigos y al mundo su talento para las letras.

En el Liceo Carmelo Percy en Corozal inicia sus estudios de primaria, rodeado de disciplina y libros, el maestro Mercado se refugia en escritos que yacían en la biblioteca los cuales leía a escondidas durante los castigos que le impartían en la institución, una de sus tantas anécdotas la recuerda como si fuera ayer, “Por todo nos castigaban, si nos levantábamos tarde era un castigo, si era festivo era otro castigo, hasta ir al baño sin permiso era un castigo”.

Entre castigo y castigo el poeta montemariano se alimentaba diariamente de obras literarias de la época como: El Ruiseñor encantado, Rojo y negro y la Segunda guerra mundial entre otros escritos famosos. Con ayuda de la bibliotecaria de la cual se hizo amiga y le pedía prestado a escondidas textos alimentó su imaginario, devorando sus letras días tras días. Los primeros poemas escritos por el maestro no salieron como los esperaba, pero poco a poco los perfeccionó y comenzó a mostrarlos al público. Fue entonces que no desaprovecho la oportunidad que le brindaba la institución donde estudiaba para presentar su talento a los demás en cada celebración que el colegio tenía.


Cada poema elaborado por su ser y escrito con sus manos tenia su sello, ese que hace 50 años viene plasmando en cada uno de sus escritos. Hoy en día los poemas y textos del maestro han trascendido fronteras y son ejemplos a seguir en prestigiosas universidades del país que estudian la poesía y el trabajo literario del escritor. En ellos hacen un analices profundo sobre la estructura poética y la nomenclatura del verso de sus escritos, como estos han influido en la región caribe continental y en otras partes del mundo.

Para el Maestro José Mercado la vida es la materia prima para la poesía, esa que sin querer te conecta con el mundo y con los espacios, el poeta se alindera y se hinca en la palabra construyendo un verso que se transforma en el poema y poesía.

Archivo fotográfico Universidad Autónoma del Caribe

Con muchos esfuerzos terminó de estudiar en El Liceo Bolívar en Cartagena de Indias, del cual se graduó con honores de bachiller y recuerda con nostalgia una anécdota que evoca su trasegar por la vida, “El día de mi grado el rector me delegó hablar frente a mis compañeros de curso, ese día declamé tres poemas que aprendí de memoria pero al mismo tiempo recordaba con tristeza el gran esfuerzo que había hecho para terminar la secundaria, esos escritos contaban lo duro de la vida, pero también lo bello de esta”. ¡Ya no memorizo poemas ahora los escribo desde mis vivencias!


En el año de 1959 emigra a la capital del país en busca de mejor vida y nuevos conocimientos que le ayudaran a perfeccionar sus escritos, describe él ese momento como sublime, “llegué a las 10:45 de la noche después de viajar en una flota de bus que me costo 20 pesos de Sincelejo a Medellín y de allí 25 pesos hasta Bogotá, llegué con hambre y frio con tan solo 120 pesos en mis bolsillos sin saber donde me iba a alojar”.


Con el pasar de los años el escritor comenzó a trabajar en una farmacéutica haciendo los mandados como él mismo lo dice, “Trabaje un año y durante ese tiempo ahorre 600 pesos los cuales utilicé para inscribirme en la universidad Nacional, gracias a ser un hombre disciplinado y creyente de Dios logré quedar en el puesto 6 de 3 mil personas que se presentaron, la universidad vió mis cualidades y me dieron una beca para iniciar los estudios”

Para este escritor montemariano uno de sus textos preferidos lleva como título “La Casa entre los árboles”, que cuenta el universo de su familia, escrito en el alar de lo propio, José Ramón Mercado toma a su tribu y hace un retrato espiritual, psicológico y personal elevando su seres a la configuración de un poema para expresarlo luego como poesía. Entre los escritos, novelas y poemas más reconocidos del maestro encontramos varias piezas como: No solo poemas, Réquiem por un negrito, Los Cuentos de perro de presa, Retrato del guerrero, Árbol de leva, Agua del tiempo muerto, Los días de la ciudad, Agua erótica, Pájaro amargo, Poemas y canciones recurrentes, La Casa entre los árboles, Retrato de familia. El mensaje que el poeta ovejero brinda a las nuevas generaciones que empiezan esta labor de escribir, es que lean y se empapen de sus raíces pues lo primero que un novelista debe hacer es contar en sus libros de donde viene y por qué esta allí en el tiempo. José Ramón Mercado en cada uno de sus libros describe calles, paisajes, ambientes sonoros, amigos y personajes que evocan a una tierra maravillosa y mágica llamada de Ovejas.

Como si el poeta supiera que la muerte estaba merodeando su vida, días antes de dar esta entrevista visitó su amada Ovejas allí en su casa donde recibía a amigos y conocidos con una gran sonrisa y apretón de manos. Departiendo una copa de vino y rodeado de libros charlamos durante toda una mañana sobre sus pasiones y el futuro de la literatura en latinoamericana. Con un gesto de felicidad en su rostro me confesó que la mejor forma de inspirarse y recargar energías era volviendo a sus raíces, que llegar a Ovejas le recordaba su juventud y comienzos en la escritura. Por ironías de la vida y caprichos de esta estando en la heroica el virus del COVID 19 lo afecto y tuvo que ser internado en una clínica de esta ciudad donde tiempo después luchando contra la santa muerte falleció, amigos y familiares lo recuerdan como un artista integral polifacético. Como un día el lo imaginó y pidió a sus hijos fue despedido al son de gaitas y tambores en su aldea como por cariño le decía a Ovejas, el maestro José Ramón Mercado deja un gran legado a las nuevas generaciones que lo recordaran por los sonidos de la chuana ese instrumento mágico que lo embrujo eternamente e inspiró para ser uno de los artífices del Festival Nacional de Gaitas Francisco Llirene el cual lleva su nombre gracias el. Sus escritos poéticos dedicados a la región del caribe colombiano también ocuparán un lugar especial en el corazón los amantes de la lectura montemariana. Paz en su tumba maestro.


 

Todos los derechos de cada una de las historias aquí compartidas son reservados por el autor ©

256 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo